BUENAS SENSACIONES EN LA VUELTA BAJO ARAGON

 

Finalizada la Vuelta al Bajo Aragón, solo queda felicitar a los corredores por el buen trabajo y mejor comportamiento. Durante cinco dias, hemos convivido y trabajado en equipo haciendo lo que mas nos gusta. Esta vuelta ha contado con un nivel de participación altísimo con 198 corredoes de los mejores equipos nacionales e internacionales. Nosotros nos quedamos con las buenas sensaciones que nos ha dado correr, la que puede ser, la carrera por etapas mas importante y dura de España.

La vuelta contaba de cuatro etapas, iniciándose la misma con una CRI muy técnica de 2,3 Km y con casi cuarenta grados de temperatura por las calles de Maella. Los continuos cambios firme  de  asfalto a hormigón propiciaron la caída de varios corredores entre los cuales, ninguno de nuestro equipo.

La lluvia fue la nota predominante de la segunda etapa con 45 Km de recorrido entre Nonaspe y Chiprana, con dos puertos puntuables de 3ª categoría que, aparte del fuerte ritmo impuesto de salida, no tenía mayor dificultad. Todos nuestros corredores  pudieron finalizar la etapa, tres de ellos, en el grupo principal.

La tercera fue la etapa reina de la vuelta con 55 Km de recorrido, tres puertos puntuables y llegada en alto entre Fayón y Caspe. Aunque los tres puertos puntuaban de 3ª categoría, el primero,  de 9Km y con pendientes que llegaban al 9%, se podría considerar de 1ª categoría y fue aquí donde se rompió la carrera. Hecho trizas el pelotón, el fuerte viento perjudicó a los corredores que iban en grupos pequeños o en solitario llegando dos de los nuestros fuera de control.

Repescados los dos corredores y después del día de descanso, tocaba afrontar la 4ª y última etapa con 55Km de recorrido entre Fabara y Caspe. Aunque el recorrido no era demasiado exigente, la escasa diferencia entre el primero y segundo de la general -apenas un segundo- presagiaba una etapa rapidísima. Llegando a Caspe, Oriol, nuestro corredor mejor clasificado no se encontraba bien por lo que decidimos para al resto de compañeros para ayudarle a acabar la carrera. Finalmente, con solo 4:35 perdidos sobre el pelotón, conseguimos acabar la carrera por etapas más importante de España y con los objetivos que nos marcamos -aprender a trabajar en equipo- cumplidos.