FINALIZAMOS LA COPA MANRUBIA CON VAIOS PODIUM

Finalizamos la Copa Miguel Manrubia con dos victorias de etapa para Sara Grañana, victoria en la crono
de Alqueries para Sandra Moreno, primer local en Segorbe para Adrian Gallego y la satisfacción de salir
ver notables mejoras en el equipo.

A las cinco de la tarde, después del rutinario control de firmas, se daba inicio la primera de las cuatro
etapas de las que contaría la “Copa Promoción de Cadetes Miguel Manrubia” desde la plaza Cueva Santa
de Segorbe. Pasados los primeros metros neutralizados por las calles de la caipatal del Alto Palancia , se
daba la salida oficial con 35 kilómetros por recorrer con tres puertos de montaña y un tramo de
adoquinado. En apenas 58 minutos cruzaba la línea de llegada el primer corredor con mismo tiempo que
Oriol Platero, mejor clasificado del equipo, seguido a pocos minutos de Sara Grañana como primera
fémina, Adrian Gallego como primer local y el resto de los 12 corredores del equipo.

A la mañana siguiente, la cita era en Sant Joan de Moró. Si bien no era la etapa más dura, si sería la más
larga de las cuatro con 54 kilómetros por recorrer, con el alto de Costur a apenas 15 kilómetros de la
salida. Pasado el primer puerto, hecho trizas el pelotón, intentábamos agrupar el equipo en dos grupos
llegando a meta el primer grupo en 1h 22 minutos con Marc Acero y Oriol Platero al mismo tiempo que el
líder y el resto de corredores a 3:44 del vencedor. Sara Grañana se llevaba de nuevo la victoria de etapa
tras llegar en solitario con más de 3 minutos sobre la segunda fémina.

Tras una semana de descanso, el Sábado día 16, afrontábamos la que sería la etapa decisiva de la Copa: la
contrarreloj individual de Alqueries. Con casi dos cientos corredores calentando sobre los rodillos, a las
16:30 h salía el primer corredor. El viento nos acompañó desde el inicio disminuyendo progresivamente
durante la tarde, rebajando los tiempos marcados corredor tras corredor hasta correr, prácticamente sin
viento, los últimos corredores en tomar la salida. La crono, tendón de Aquiles de Oriol, lo relegó a la 39ª
posición en la general a 36 segundos del líder de la prueba. Marc Acero fue el mejor clasificado del equipo
a tan solo 24 segundos del vencedor de la etapa. En féminas, el triunfo fue para Sandra Moreno.

Preparados para la última etapa, intentaríamos remontar las posiciones perdidas en la crono del día
anterior. Reconocido el recorrido unos días antes, definíamos el mejor sitio para probar un ataque e
intentar mejorar en la clasificación. La escasa distancia entre les tres primeros clasificados, con apenas 4
segundos y el férreo control de sus equipos, hicieron la etapa rapidísima lo que hizo imposible rentabilizar
cualquier ataque, endureciendo la misma hasta llegar a meta un reducido grupo con unos veinte
corredores mejorando, igualmente, en la clasificación por parte de Oriol Platero. Sin victoria de etapa, nos
quedamos muy contentos con la actitud de todo el equipo, disputando cada posición y luchando hasta el
último metro de cada etapa por intentar mejorar incluso, algunos corredores, a más de quince minutos en
la clasificación general.